Admisión

Semestre 

Agosto  - Diciembre 2014

clic aquí

 

La Unidad Académica de Antropología ofrece actualmente el programa académico de la Licenciatura en Arqueología, con una duración de 5 años (10 semestres) con dos turnos: matutino y vespertino.

La arqueología es una ciencia social, histórica y antropológica, que estudia las sociedades humanas a partir del registro arqueológico, es decir, a partir del conjunto de restos materiales que dejaron a lo largo de su existencia, como cerámica, herramientas de piedra, desechos de comida, entierros, edificios, etc. La arqueología aborda una vasta gama de problemáticas relativas al ser humano y su sociedad, mediante las cuales busca incesantemente responder a preguntas sobre la cultura humana, las relaciones sociales, políticas y económicas, la religión y las creencias, las costumbres y conductas, el modo de vida y las interacciones entre grupos, sobre el devenir biológico, cultural, social y mental de nuestra especie.      

      
El interés de la arqueología no se limita al pasado remoto y las culturas desaparecidas, sino que se ocupa del estudio de la sociedad humana en todo espacio y tiempo, enfocando realidades y dinámicas tanto de los tiempos prehistóricos como de los más recientes. En sus arduos pero fascinantes trabajos de campo y de gabinete, el arqueólogo se apasiona no solamente por los grandes templos y palacios, por las fastuosas tumbas y las joyas de las antiguas elites, sino también por los restos de la choza más humilde, por el más pequeño fragmento de cerámica o por una semilla carbonizada, ya que cada componente del registro arqueológico es una valiosa pista para el conocimiento de variados e intrigantes aspectos de la cultura humana.


El quehacer arqueológico se fundamenta sobre la interdependencia entre la teoría y la práctica y nuestra carrera de arqueología pone acento sobre la buena preparación del alumno en los dos aspectos de su profesión. La teoría arqueológica le permite al especialista manejar las vías adecuadas de interpretación de los hallazgos y explicación de los procesos que mueven a las sociedades humanas y es la principal área de confluencia con las teorías de las ciencias sociales, la antropología, la historia. La práctica arqueológica depende del sólido conocimiento sobre técnicas y métodos de campo y laboratorio que le permitan al arqueólogo obtener y analizar los datos empíricos necesarios para alcanzar sus metas científicas y es aquí donde la arqueología confluye necesariamente con las ciencias exactas y naturales como la química, la física, la geología, la biología.


Esta licenciatura ofrece la posibilidad de desarrollar aptitudes en trabajos de campo a través de los proyectos desarrollados por los docentes de la unidad, que se llevan a cabo en diferentes estados de la República.